NANNOSTOMUS BECKFORDl

NANNOSTOMUS BECKFORDl,

la cría de

NANNOSTOMUS BECKFORDl

Gregario y muy vivaz. Habita preferentemente las zonas medias y superiores del agua. Los machos se amenazan continuamente sin llegar a luchar en serio.

Longitud: 4,6cm.

Características: Los machos tienen rojo el lóbulo inferior de la a/eta caudal y la anal. Las hembras son más macizas. Reproducción posible.

Acuario: Densa vegetación con espacio libre para nadar. Acuario comunitario.

Agua: 25-27° C., vieja, hasta 10º DH. Turba.

Alimento: Tubifex, Dafnias, ciclopes, drosófilas, alimento seco.

Origen: Sudamérica (Panamá, Guayana, Río Negro, medio y bajo Amazonas).

NANNOSTOMUS TRIFASCIATUS

Pez gregario y susceptible. Mora en las aguas superiores y medias. Alcanza 6 cm. de longitud. Los machos se amenazan y persiguen mucho, pero no llegan a morderse.

Características: Hembra más maciza, machos… de colorido más fuerte. Reproducción difícil.

Acuario: Densa vegetación, con espacio libre para nadar. Acuario comunitario. Agua 22 – 27° C., vieja hasta 10° dGH, ligeramente ácida, turba.

Alimentación: Tubifex, dafnias, cíclopes, drosófilas, poco alimento seco.

Origen: Sudamérica (Amazonas, Río Negro y Guayana).

NANNOSTOMUS MARGINATUS

Gregario, pacífico y vivaz. Habita las aguas superiores y medias. Alcanza 4 cm.

Características: Sin aleta adiposa. Parte final de la aleta anal recta en los machos. Reproducción posible. Acuario: Densa vegetación con espacio libre para nadar. Acuario comunitario. Agua 22 -27° C., vieja, hasta 10° d GH, turba.

Alimentación: Tubifex, dafnias, ciclopes, drosófilas, alimento seco.

Origen: Sudamérica Surinam, Guayana Occ., Amazonas).

Quien tenga a sus Nannostomus mezclados con otros peces en el acuario, comprobará seguramente que están asustados y descoloridos. Escondidos detrás de as plantas o en un rincón del acuario no podernos admirar su extraordinario comportamiento ni tenemos idea de lo que es en realidad el pez. Si ahora hacemos la prueba de colocarlos en un acuario específico nos llevaremos una sorpresa al comprobar cómo lucen sus colores más brillantes y cómo combaten entre s los machos, casi sin cesar. Son peces territoriales, luchando los machos encarnizadamente por hacerse su sitio en el acuario.

El Nannostomus beckfordi arioirangensis es originario, como indica su nombre, de la isla Aripiranga, donde vive en pequeñas pozas llenas de agua y en las aguas ribereñas de los ríos cerca de su desembocadura. Viven en pequeños grupos en los lugares donde las orillas aparecen llenas de vegetación, que les protege; el sol abrasador calienta el agua hasta los 28° C. Por esta razón, es importante que la temperatura del acuario no baje nunca de los 25° C., de lo contrario no mostraran su color en toda su belleza. No se les debe tener aislado ni en parejas, aparte del interés que tiene ver los torneos entre los machos rivales. Hay que adquirir un mínimo de media docena de ejemplares.

El Nannostomus beckfordi no es un pez “problema” ni una novedad (Fue importado a Europa ya en 1928), pero sigue siendo muy popular entre los acuariófilos, probablemente porque en un acuario con ellos hay siempre mucho movimiento. Como recipiente se utilizará uno de tipo alargado y no demasiado pequeño, du 70 a 80 litros corno mínimo, colocaremos el acuario de manera que le de el sol de la mañana pero lo protegeremos del mediodía. Oscureceremos el cristal del fondo y los laterales; en el fondo colocaremos arena de cuarzo cubierta con una caja de turba. Una raíz y algunos trozos de madera petrificada pueden completar la decoración. Para la plantación usaremos Myrioohyllurn, Cahomba y Echinodorus de diversas especies. Si el agua no es demasiado dura (8° DH) puede utilizarse la del grifo, la capa de turba la rebajará hasta 6,5 – 6,8° DH. Para acabar podemos colocar algunas plantas flotantes. En este acuario de tonos oscuros se destacarán mucho los colores de los peces.

Los machos son de un bonito rojo marrón con una raya negra que recorre el cuerpo de la cabeza a la cola. La aleta anal, la parte posterior del vientre y la raíz de la caudal son rojos, mientras que las ventrales tienen una bonita orla azul claro.

En un acuario bien instalado los peces se aclimatarán fácilmente. Después de una corta inspección los machos ocuparán su lugar debajo de las hojas de los Echinodorus, sitio que defienden contra los intrusos. Si observamos veremos que, de repente, al parecer sin motivo, dos machos se acercan y se quedan inmóviles uno al lado del otro con las aletas desplegadas, los cuerpos temblando de excitación, las aletas ventrales “parpadeando”. El color rojo pasa a rojo sangre oscuro abren las bocas y, de repente, se separan y luego vuelven a empezar. El combate acaba cuando uno de los dos abandona o es expulsado a mordiscos. Es sorprendente la energía con que estos animales realizan sus torneos, pues una y otra vez se acercan, giran, se separan y se acercan de nuevo. Si un animal abandona, casi siempre sólo para descansar un poco, muestra la coloración de sumisión: palidece, sobre todo en el vientre y el dorso, y también difumina su raya oscura; encoge las aletas ventrales y se va. A veces son más de dos los individuos que pelean, pero siempre lo hacen por delimitar sus territorios.

Si se les alimenta bien con cycloos, daphnias y larvas de mosquito (aunque también aceptan la comida seca) veremos que, un día, una pareja realiza el rito nupcial, casi siempre en la maleza o debajo de una ancha hoja de Echinodorus. Quien no tenga lugar para separarlos o aquel que tolere el que se coman algún huevo (aunque si están bien alimentados no suelen tener esa tendencia puede dejarlos en el mismo acuario. El acoplamiento se produce a primeras horas del día. El macho empuja a la hembra; si se acerca otro macho se olvida de su pareja y lucha con él. Sólo si lo vence volverá con su compañera, la intentará atraer a la espesura y se quedará observando cómo ella busca un sitio para desovar. Si lo hace muy lentamente le dará golpecitos con el morro en el vientre, o que a veces la ahuyenta. Pero si tiene éxito se aprieta contra ella y dobla la cola hacia arriba. La puesta suele tener menos de 100 huevos que quedan adheridos a las hojas. Los alevines salen a las 30 ó 40 horas y al sexto día nadan libremente. Aunque algunos huevos se estropean y otros son devorados siempre se salvan los suficientes.

Quien quiera salvar la mayor parte de la descendencia ha de preparar un recipiente todo de cristal de unos 15 lts., lo llenará con agua de lluvia y la filtración se hará a base de turba hasta obtener un pH de 6-6,5. Cualquier planta de hojas finas tipo Myríoohyllum será adecuada; la fijará al fondo con alguna varilla de vidrio, no pondremos suelo. Si colocamos una pareja no basta con poner un pez de cada sexo, lo mejor es esperar y ver si se forma alguna en el acuario donde viven habitualmente y separarla una vez empezado el celo. Los peces no se molestan excesivamente con el cambio de acuario. Pueden tener una espera de varias horas como máximo si se han asustado mucho o pueden empezar enseguida la puesta. Después del desove se retiran los padres. Conviene oscurecer un poco el acuario ‘le puesta, puesto que los huevos son algo sensibles a la luz. En cuanto los recién nacidos comiencen a nadar hay que empezar a alimentarlos. A este efecto es adecuada la artemia recién nacida. Al cabo de un año los pequeños podrán medir sus buenos 5 cm., aunque son maduros sexualmente desde los 9 meses.

Un acuario de peces de la familia Herniodontidae (la de los Nannostomus) siempre es un regalo para cualquier acuariófilo. Aparte del beckfordi tenemos el Nannobryron unifasciatus, Nannostornus diagrammas, N. bifasciatum, N. trifasciatus, Poecilobrycon harrisoni, Characidium fasciatun, Hemiodus semitaeniatus, etc. A cualquiera de ellos se le puede tener en pequeñas bandadas, en acuarios bajos y largos, disfrutándolos así en toda su belleza.

Variedades de Nannostomus

Variedades de Hemiodontidae

Algunos de los miembros de la familia Hemiodontidae:

1. Nannobrycon unifasciatus

2. Nannostomus diagrammus

3. Nannostomus beckfordi beckfordi

4. Nannostomus trifasciatus

5. Nannostomus beckfordi aripiranqensis

6. Nannostomus bifasciatus

7. Poecilobrycon harrisoni

8. Poecilobrycon espei

9. Characidium fasciatum

10. Hemiodus semitaeniatus

Agradecemos a nuestros acuaristas,

Bressan, Luis A (Acuarista)[M-Ar]Indicar la fuente

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: