Periophthalmus, los saltarines del fango

LOS SALTARINES DEL FANGO “Género Periophthalmus”

Los peces del género Periophthalmus son muy similares a nuestros blénidos costeros. Presentan en común un determinado número de caracteres de los que nombraremos los más importantes: la forma general del cuerpo, cabeza voluminosa, ojos prominentes, región cefálica levantada, etc., es decir, presentan una tendencia general a su adaptación a la vida terrestre.

Los Periophthalmus,

peces del fango pertenecen a la clase de los Osteictios; subclase: Neopterigios; orden: Perciformes; familia: Gobidios; especies zoológicas de pez capaces de vivir al aire libre, nutriéndose de insectos y de pequeños invertebrados.

· Periophthalmus argentilineatus (Valenciennes in Cuvier et Valenciennes, 1837)

· Periophthalmus barbarus (Linnaeus, 1766)

· Periophthalmus cantonensis (Osbeck, 1765)

· Periophthalmus chrysospilos (Bleeker, 1852)

· Periophthalmus gracilis (Eggert, 1935)

· Periophthalmus kalolo (Lesson, 1831)

· Periophthalmus koelreuteri (Boloch, 1793)

· Periophthalmus magnuspinnatus (Lee, Choi et Ryu, 1995)

· Periophthalmus malaccensis (Eggert, 1935)

· Periophthalmus minutus (Eggert, 1935)

· Periophthalmus modestus (Cantor, 1842)

· Periophthalmus novaeguineaensis (Eggert, 1935)

· Periophthalmus novemradiatus (Hamilton, 1822) )

· Periophthalmus pearsei (Eggert, 1935)

· Periophthalmus sobrinus (Eggert, 1935)

· Periophthalmus spilotus (Murdy et Takita, 1999)

· Periophthalmus variabilis (Eggert, 1935)

· Periophthalmus walailakae (Darumas et Tantichodok, 2002)

· Periophthalmus waltoni (Koumans, 1941)

· Periophthalmus weberi (Eggert, 1935)

Comparado con otros géneros de la familia Gobiidae, estos peces presentan un rango de peculiares comportamientos y adaptación fisiológica al estilo de vida anfibios. Ellos incluyen:

  • La habilidad para respirar a través de su piel y en su mucosa bucal y de garganta (mucosa y farinx). Esto es solo posible en condicioens de mucha humedad, piel mojada, limitándolos a permanecer en el área fangosa. Su modo de respirar es similar al de los anfibios, conocido como respiración cutanea de aire.[1] Otra importante adaptación para ayudar a respirar aire es su branquia. En tierra, retienen agua en grandes cámaras branquiales. Actuando como un depósito de oxígeno, ayudando al suministro de oxígeno mientras están en tierra.
  • Enterrándose en profundos surcos de sedimentos fangosos ligeros, que les permite hacer termoregulación,[3] evitando predadores marinos durante la pleamar cuando peces y anfibios están sumergidos[4] y para poner sus huevos.[5

Se trata de peces de pequeño tamaño que habitan en los manglares de las costas de Africa occidental y oriental, así como en diversas islas del Océano Indico y en el Sudeste asiático. Periophthalmus koelreuteri es la especie – tipo de este género, siendo Madagascar uno de los lugares en donde más abunda.

saltmap1

Distribución de los Periophthalmus

Viven en manglares asentados en zonas cenagosas desembocaduras de ríos, en zonas de mareas” en las que el aire es cálido, extremadamente húmedo y está infestado de mosquitos, reinando además un olor putrefacto debido a las fermentaciones bacterianas que tienen lugar en el limo.

La temperatura del agua oscila entre 25 – 30°C y la del aire es muy similar. Salobre, con adición de sal marina del 1% al 2%, con una densidad entre 1010 y 1015. pH alcalino, entre 8.0 y 8.5; agua de dureza media o alta. La salinidad del medio varía en función de las mareas y de si el manglar está situado en el estuario de un río, que es lo más frecuente.

Periophthalmus,

Periophthalmus,

Durante la marea baja, quedan en el lodo muchas charcas de agua estancada, convirtiéndose los Periophthalmus en seres terrestres que van saltando sobre el suelo a la busca de su alimento, que consiste en gusanos, pequeños camarones, arañas, cangrejos minúsculos, etc. De vez en cuando brincan para cazar a algún insecto al vuelo, y periódicamente van a chapotear a alguna de las charcas que ha dejado la marea. Tanto los Periophthalmus como los cangrejos, excavan multitud de agujeros en los que se esconden a la menor señal de peligro.

No es fácil la observación de los saltarines del fango en la Naturaleza, y esto por dos razones: la primera es lo inhóspito de su ambiente natural, y la segunda es que estos peces huyen a la primera señal de peligro. Estas condiciones explican el hecho de que las observaciones relativas a su comportamiento hayan sido, durante mucho tiempo, muy parciales e incompletas. La aclimatación a la cautividad, a pesar de los problemas que acarrea, ha permitido completar las observaciones llevadas a cabo sobre el terreno y analizar su comportamiento.

Periophthalmus barbarus

Periophthalmus barbarus

Los Periophthalmus tienen una bien ganada reputación de extrema agresividad intraespecífica. Esta agresividad suele traducirse en movimientos intimidatorios y hasta en verdaderos combates.

Los combates toman aspectos diferentes según el lugar que ocupe cada combatiente en la jerarquía socia! (dominante o dominado).

En la Naturaleza consideran el metro cuadrado que rodea a su terrera como de su propiedad exclusiva; en el acuario es necesario aumentar la superficie vital disponiendo varias “playast’ aisladas unas de otras por rocas o vegetación.

Según experiencias propias, hemos podido constatar que se pueden mantener perfectamente cuatro Periophthalmus adultos en una instalación con una superficie de 100 x 40 cm. con una profundidad de 10 cm., si se hace una distribución racional del espacio.

La reproducción en acuario, que nosotros sepamos, no se ha logrado todavía a la hora de escribir estas líneas.

Es posible que pueda lograrse utilizando acuario – terrarios lo suficientemente grandes como para poder mantener una docena de individuos, pues no presentan dimorfismo sexual aparente y es necesario un número suficiente de peces para que se encuentren machos y hembras.

Instalación de un acuario para Periophthalmus

Recipiente:

Se colocarán los peces preferentemente en un depósito largo y ancho, de manera que se puedan construir numerosas playas donde los peces puedan estar y delimitar su territorio.

Unos 10 – 15 cm. de agua son más que suficientes, y es imprescindible que haya partes emergidas por las que puedan reptar fuera del agua. Igualmente necesitan una buena iluminación, y que el acuario – terrario esté tapado lo más herméticamente posible para que su interior se sature de humedad. Es aconsejable poner algún material aislante debajo del recipiente para evitar pérdidas de calor.

Decoración:

Para el suelo no es aconsejable usar los limos orgánicos de sus lugares de origen, por el evidente riesgo de putrefacción que presentan. En consecuencia, se empleará arena silícica fina, a la que se puede añadir carbón vegetal para evitar la reverberación. Es necesario tener cuidado con las rocas que se introducen, pues deben ser planas, no angulosas y colocadas de manera que el pez no se pueda herir. El suelo deberá estar siempre mojado y hemos podido observar personalmente que nuestros Periophthalmus gustan mucho de ¡ntroducirse en unos trozos de bambú que, sin más intención que la decorativa, habíamos puesto en nuestra actual instalación.

Como plantas se pueden usar las anfibias como Cryptocoryne ciliata o los muy resistentes helechos acuáticos del género Microsorium. La decoración puede completarse con algún tronco o raíz, que simule el mangle al que están acostumbrados estos peces.

Agua:

No se aconseja un nivel de más de 1 5 cm., y es mejor trabajar con agua salobre. La salinidad óptima es de un 2O%, pudiéndose usar sal de la que se emplea en acuariofilia marina.

En condiciones límites, podríamos tener a los Periophthalmus en agua dulce dura con pH alcalino.

Calefacción:

Hay dos sistemas para calentar acuario-terrarios, uno es a base de introducir varias resistencias en las partes más profundas de la arena y conectarlas a un termostato común. La potencia de las resistencias dependerá del tamaño de la instalación. El Otro sistema, consiste en colocar toda la instalación sobre una placa calorífica de las que se usan en terrariocultura. Nosotros tenemos nuestros acuarioterrarios en una habitación totalmente caldeada a base de estufas eléctricas.

Filtraje:

A menos que deseemos cambiar el agua con cierta frecuencia, se impone el uso de algún tipo de filtro. Van muy bien los exteriores herméticos con bomba incorporada, pero podemos salir del paso perfectamente con un filtro interior cuya placa ranurada esté bajo el lugar con mayor espesor de arena y que haga chorrear el agua en el otro extremo del acuario.

Así y todo es aconsejable haçer periódicamente algún cambio parcial del agua.

Alimentación:

En su medio natural se alimentan de pequeños insectos y cangrejos. En cautividad se les puede alimentar con cualquier tipo de pequeños artrópodos terrestres (grillos, arañas, cochinillas, etc.), lombrices, tubifex y demás animalitos que se muevan. El autor empezó a alimentar a sus Periophthalmus poniéndoles un platito con tubifex encima de una piedra. Pronto se acostumbraron al platito, y no pasó mucho tiempo hasta que se decidieron a comer cualquier cosa que se les pusiese en él. Tomaban incluso alimento seco, trozos de pescado, de hígado, etc. Después se les hizo prescindir del platito y sólo tardaron un par de días en acostumbrarse a su falta y a comer encima de la piedra. De vez en cuando, también se les suministran otros tipos de alimento vivo tales como pececillos (Gambusia) y larvas de mosquito. Estas últimas pueden ponerse en gran número sin miedo, pues las que no sean comidas en su fase larvaria, lo serán al pasar a adultos. Ultimamente, nuestros cuatro saltarines han llegado a perder, al menos en parte, su temor inicial y no dudan en coger sabrosos trozos de lombriz directamente de la mano de quien los cuida.

Reproducción:
No se ha conseguido en cautividad. Se sabe que en libertad excavan pequeños túneles en la arena o el fango, que refuerzan con hojas y vegetales, a modo de nido, y es allí donde realizan sus puestas.

Este artículo es gracias a la colaboración de acuaristas, y a Maniacotas.com.AR Acuario – “Fernández, Sergio (Sergio@maniacotas.com.ar ) y a Bressan, Luis A”. (Siul@maniacotas.com.ar )

Otros datos relevantes acerca de los peces, anfibios, reptiles, plantas, aves, etc., que habitan los mares, ríos, lagos, será útil para nuestros lectores. Envíenos sus comentarios, fotos u otros datos a “Bressan, Luis A”. (Siul@maniacotas.com.ar ).

Enlaces externos : ManiacotasLa enciclopedia Virtual de BolsilloManiacotas GeográficaEnciclopedia AnimalWikipediaFishBaseBressan Luis “Acuarista” Indicar la fuente

2 responses

2 12 2008
Nelson

quisiera seber si es posible que estos peces se encuentren en zonas como centro america

26 12 2008
Nelson

Soy ingeniero forestal en Nicaragua latiud 13 00 N, mi inquietud es que si existen en esta latidud saltarines del fango en forma natural, devido a que recientemente en gira de exploracion de un bosque seco tropical, al estar cerca de un rio nos encontramos con un pez que ningun pescador local lo reconocio, busque en internet y la caracteristicas mas similares eran las de un saltarin del fango lastimosamente tengo confundido el archivo donde tengo una fotografia de este pez la buscare y la enviare para que me saquen de dudas.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: