Las Dafnias o Daphnias

estos dos esquemas se aprecian clramente los distintos organos de la daphia y la grandiferencia de tamaño de ambos tipos de huevos

estos dos esquemas se aprecian claramente los distintos organos de la daphia y la gran diferencia de tamaño de ambos tipos de huevos

Dafnias – Daphnias


Orden: Cladóceros.

 daphnia pulex

daphnia pulex

Clase: Crustáceos.

Subclase: Braquiópodos

*Zooplancton de agua dulce* (Daphnia sp)

La cantidad de pequeñísimos seres que pueblan las aguas de nuestro planeta incluye invertebrados, esencialmente crustáceos e insectos, pero también las formas juveniles y alevines de peces y anfibios
que contribuyen a engrosar la microfauna fundamental, base de toda una cadena de consumidores secundarios, depredadores que se alimentan de seres vivos.
Incorrecta y comúnmente se conocen como pulgas de agua a los crustáceos cladóceros dotados con un caparazón dorsal que envuelve casi todo su organismo, a excepción de la cabeza. Las antenas, segmentadas y birramificadas en principio, terminan en unos penachos pilosos. La movilidad, así como la disposición de estos apéndices, les permiten realizar funciones de auténticos órganos natatorios necesarios para la vida sumergida de estos minúsculos animalitos.

*Dafnias y otros cladóceros*

Varias especies del género Daphnia abundan en las aguas dulces de todos los biótopos, aunque, tal vez, sean más conocidas D. magna y D. pulex, cuyo ciclo en charcas y lagunetas continentales merece una atención particular de ecólogos y biólogos. Durante la estación templada, a partir de abril o mayo en nuestras latitudes, las hembras producen huevos partenogenéticos que, no necesitando el concurso fecundador de los machos, comienzan a evolucionar en otras hembras. Los huevos están encerrados en una cavidad incubadora situada en la región dorsal y son visibles por transparencia. El ciclo se continúa hasta el otoño, sucediéndose varias generaciones exclusivamente femeninas, pero coincidiendo con el acortamiento de las horas de luz diurna, descenso del fotoperíodo, y también con la disminución de las temperaturas medias, termoperíodo, aparecen machos más pequeños y no tan rechonchos como sus compañeras. La fecundación subsiguiente da origen a huevos resistentes, que quedarán incluidos en un repliegue del caparazón de la hembra portadora que recibe el nombre de efipio. Estos auténticos embriones invernantes se desarrollarán al recibir una temperatura e iluminación correspondientes a la primavera o estación favorable, para originar otra serie de generaciones exclusivamente de hembras cerrando el ciclo anual.
Además del género Daphnia, se encuentran en las aguas dulces representantes de Basnia y Leptodora, cuya biología puede diferir sensiblemente de la ya descrita. Hay especies marinas, así como de aguas salobres.

*Obtención, mantenimiento y manejo de las dafnias*

Como para otras clases de alimento vivo, las pulgas de agua han de recogerse en zonas acuáticas no corrientes y, sobre todo, en charcas permanentes, estanques, piscinas no cloradas, etc.
Con una red enmangada de las que se usan para capturar los peces de acuario, se pueden sacar varios cientos de animalillos, que se pasan a un recipiente de boca ancha previamente lleno con agua de la propia charca, o si ésta parece muy contaminada, con la mitad de líquido de una fuente.
El número de cladóceros que se pueden transportar suele ser inferior a nuestro afán de proveer la despensa, y si no tenemos recipientes amplios y una cámara de neumático viejo llena de aire que pueda oxigenar el ambiente , hasta que lleguemos a casa, tendremos la desagradable sorpresa de llegar con dafnias muertas.
Antes de ser soltadas en los acuarios conviene pasarlas por varias aguas, mediante la red, a fin de evitar la introducción de enfermedades o larvas de insectos depredadores.

ALIMENTOS VIVOS COMO CULTIVAR

El tema de la alimentación viviente para los Peces de acuario ha sido siempre la piedra de toque en la que se asentaban todos los éxitos del aficionado. En efecto, una buena dieta y un buen almacén de ella han representado siempre la consecución de buen os ejemplares y buenas puestas. El problema del alimento vivo no es encontrarlo, hasta cierto punto, sino tener la posibilidad de suministrarlo regularmente y variarlo. Por ello, nos hemos decidido a redactar un extenso artículo sobre la forma de cultivar Daphnias en casa de manera que constituyan un alimento tan fácil de suministrar como cualquier alimento seco. En este artículo trataremos varias formas posibles (le cultivo con éxito garantizado. El lector podrá escoger aquellas en las que obtenga máxima productividad o las que le sean más fáciles de realizar. Por las razones que hemos expuesto más arriba no es nuestra intención acabar con este artículo los cultivos de otros tipos de alimentación viva que expondremos en números sucesivos. Como conclusión de esta introducción basta decir que en la exposición partimos de un presupuesto para la instalación del cultivo lo más barato posible, si alguien quisiera utilizar métodos más sofisticados creemos que puede partir perfectamente del artículo y mejorar por sí mismo las condiciones del montaje; para ello evitaremos la simple exposición “técnica” de lo que hay que hacer y añadiremos a ésta las razones de por qué hacerlo.

Las Daphnias son Crustáceos Cladóceros acuáticos que constituyen, junto a otras especies, el zooplancton de agua dulce en los climas templados. La característica principal del plancton es el hecho de que vive en suspensión en el agua y es incapaz de contrarrestar sus movimientos, es decir, lo arrastra. El zooplancton está formado por organismos situados en el segundo y tercer nivel trófico, son pues animales que se alimentan de vegetales (del fitoplancton, el nivel trófico primario) o de los otros animales (de herbívoros del zooplancton mismo).

Aunque no todos los autores están de acuerdo en ello, las Dapnias son herbívoros (por lo menos ingieren algunas especies de algas), filtradores, es decir recogen las partículas que lleva el agua en suspensión. No entraremos en una detallada exposición morfológica y etológica sino que nos limitaremos a señalar que tienen un tipo de reproducción alternante con generaciones partenogenéticas (las hembras producen huevos sin fecundación) y sexuales (otro tipo de hembras producen los llamados huevos de invierno o efipios) alternativas. Durante la época favorable se suceden las generaciones partenogenéticas (que tienen un alto rendimiento), cuando las condiciones comienzan a ser adversas aparecen las hembras que producirán los efipios.

En aguas europeas encontramos dos especies en el género: D. pulex y D. magan, y otras dos de otros géneros: Sirnosa vetula y Moina brachiata. Todas ellas son parecidas y parecen presentar fuerte dominancia una respecto a las otras según la temperatura del medio; en otras palabras cada una se desarrolla mejor a una temperatura de terminada.

diferencia de tamaño hembra / macho

diferencia de tamaño hembra / macho

Para iniciar la exposición del método de cultivo diremos que todos los datos se refieren a D. magna que es la que parece presentar un más alto coeficiente de productividad; por lo menos en las condiciones a las que nos referimos. De todos modos hay que tener encuentra que normalmente conseguiremos individuos de varias especies mezclados, sobre todo si recolectamos directamente del medio natural.

Se utilizará de partida un depósito de 100 l., aunque el tamaño depende de la cantidad de animales que se pretenda conseguir. Hay que tener en cuenta que, tarde o temprano, necesitaremos más recipientes por las razones que se expondrán. Comenzaremos con los cultivos en interiores:

En interiores nos encontramos con una circunstancia importante y es que tenemos la posibilidad le mantener una temperatura constante. Esta estará entre los 18 y 23°C., todo lo que exceda por arriba o por abajo estos márgenes nos disminuirá progresivamente la productividad según la diferencia de temperatura que haya.

Un factor a tener en cuenta es que las Daphnias pueden vivir en ambientes pobres en oxígeno siempre que la adaptación sea gradual, y como en un cultivo el número de Daphnias crece exponencialmente es mejor que se airee el recipiente con un difusor. Un detalle poco conocido pero muy útil es que en su medio natural las Daphnias conviven con el Tubifex. Por tanto en el recipiente pondremos los gusanos junto con los crustáceos, que se desarrollarán mejor; la relación entre ambos es poco conocida pero sus efectos positivos son indudables.

Fotografiando cosas tan pequeñas como una pulga de agua (1-2mm), podemos llegar a ver la belleza de la misma, e incluso disfrutar observando detalles que a simple vista son totalmente imposibles de ver. Se trata de una simple dafnia de agua dulce, que se alimenta únicamente filtrando las algas en suspensión que hay en el agua de charcas. La hembra es la grande y el macho abajo fecunda los huevos.

Así pues, recapitulando, dispondremos un recipiente en el que colocaremos algo de arena en el fondo y un difusor. Luego introduciremos Tubifex, aproximadamente unos 50 gr. como mínimo por cada 100 L; a continuación colocaremos las Daphnias en numero tal que podamos controlar lo de la siguiente manera: a la temperatura indicada el tiempo de generación es de unos 10 días aproximadamente y, si hay abundante espacio, al cabo de 40 días tendremos una población aproximadamente 800 veces superior 5 – 6 veces por generación), teniendo en cuenta que no conviene superpoblar y que una buena concentración es de 1 Daphnia/cc., es decir 1 000 individuos/l., cada cual introducirá el número que crea conveniente según sus disponibilidades.

Hay que iluminar adecuadamente el recipiente para que se produzca el fitoplancton necesario para la alimentación de los crustáceos, además se suministrará un buen abono como, por ejemplo, la harina de pescado en una proporción de 1 gr. cada 4 l.

Dado que el tiempo de generación es corto después de los primeros 40 días, suministraremos la harina de pescado en la cantidad indicada y de la siguiente forma para depósitos no mayores de 20 l. se puede añadir todo de una vez al principio; a medida que el depósito vaya aumentando su tamaño lo iremos suministrando en mas dosis separadas; todo ello con el fin de que cuando el cultivo es aún pequeño el abono sobrante no entre en putrefacción. La cantidad final será la que corresponda a esta concentración de 1 gr. 4 l. dado que el tiempo de gene ración es corto después de los primeros 40 días remos añadiendo pequeñas dosis harina cuando se observe que el cultivo no crece; la cantidad y el espaciamiento de a dosis entraran en la experiencia de cada cual. Un consejo vale más pecar por defecto que por exceso.

A estas consideraciones sobre el abonado habrá que añadir y tener en cuenta para la mecánica del cultivo el momento en que lo utilicemos para la alimentación de los peces. Visto globalmente lo ideal sería tener el número de Daphnias necesario para que en el cultivo quede el mismo número de Daphnias al cabo de 10 días de alimentar a los peces. Así pues, lo mejor seria que el volumen de nuestro cultivo estuviera calculado según las veces que a o largo de 10 días las suministramos a los peces y la cantidad suministradas cada vez.

Para aclarar esto vamos a poner un ejemplo: tenemos un acuario con peces que comen unas 100 Daphnias cada vez y nosotros las suministramos una vez cada dos días necesitaremos tinas 500 Daphnias por generación; es decir, que nos bastará tener unas 100 Daphnias de población estable, ya que en una generación podemos con seguir hasta 600 individuos.

Para el cultivo en estanques exteriores hay que tener en cuenta que en la época fría la productividad es prácticamente nula y que, además, la población acaba toda en forma de efipio y no es utilizable; de todas formas, si durante los meses cálidos se quieren producir una buena población, es necesario disponer en el fondo del estanque plantas acuáticas como, por ejemplo, las Elodeas (no utilizar tropicales que morirían con los primeros fríos). Las plantas suministraran el oxigeno necesario para las Daphnias, puesto que el agua no puede ser agua corriente: el abono se suministrará en la misma proporción teniendo cuida do de espaciar las dosis.

Como últimas consideraciones generales diremos que el agua ha de ser neutra ó ligeramente ácida y más bien blanda, excepto si se quiere utiliza exclusivamente D. magna que soporta bien las aguas duras y ligeramente alcalinas. Por otro lado, al cabo de algunos meses el cultivo degenera por la acumulación de toxinas en el medio y los crustáceos mueren. Para evitarlo, cuando se observen síntomas de mortandad generalizada, pueden cambiarse de recipiente volviendo a comenzar el cultivo, o bien se cambia el agua y se limpia el deposito utilizado hasta el momento. Para estos casos, así como para problemas de superpoblación nos será útil disponer de algún recipiente auxiliar.

Agradecemos a nuestros acuaristas,

Bressan, Luis A (Acuarista)[M-Ar]Indicar la fuente

Anuncios

4 responses

9 11 2012
Marta Iuso

no quiero criarlas, me crecen solas en la pileta de natación con agua limpia y clorada, no se como hacer para eliminarlas, no hay nada que las mate o rompa el ciclo ???

24 05 2013
Guadalupe Santos

en mi modulo ellas mueren con cloro pero no se para que ocupes el agua de la pileta soy estudiante.

24 05 2013
enciclopediaanimal

el Cloro no solo mata a esos minusculos animalitos – sino la vida –

17 10 2016
JOSE DANIEL QUINTERO MARTINEZ

buenísimo aporte. este género es muy especial

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: