Los Vivíparos – “Ovovivíparos”

Los Vivíparos - “Ovovivíparos”

Una de las mayores satisfacciones que puede proporcionar el acuarismo, consiste en la obtención de crías de buena calidad y aspecto inmejorable; y no sólo reproducir, sino conseguir nutrirlos y verlos crecer con normalidad hasta la edad adulta. A base de paciencia, habilidad y, como no, de buena suerte, es posible conseguirlo, produciendo al acuarista merecida recompensa.

Para cualquier persona que se embarque en la aventura del acuarismo, se le aparece en un principio esta tarea como fuera de su alcance; debe, sin embargo, pensar, que todos los grandes y famosos acuaristas y reproductores de de hoy y de antes, fueron en un principio tan novatos como él. La satisfacción personal que se obtiene, penetrando poco a poco en el misterio y dominando la dificultad, es inmensa y sin duda es un hobby sin límites, dada la cantidad de especies disponibles y las nuevas que continuamente se proponen a la venta.

Los vivíparos (Poecilidos), muy populares y representados por los conocidos Espada común (Xiphophorus helleri), Guppy (Lebistes, reticulatus), Platy (X. maculatus y X. varíatus), Molly (Mollinesia sp.), etc. son los más comúnmente y generalmente reproducidos en los acuarios por la facilidad de su propagación que apenas si exige intervención directa del aficionado. El propósito de estas líneas está en mejorar los procedimientos de reproducción de estas especies, haciéndolos interesantes para el acuarista, quien en algunos casos los ha llegado a considerar como demasiado vulgares para dedicarles atención.

Espada común:

Características: procede del sur de México y Guatemala. Su aspecto es fusiforme, destacándose la aleta caudal espigada del macho. En estanques puede alcanzar (y superar) una longitud de 15 cm., pero en un acuario comunitario, unos 10. La hembra es algo más grande que el macho pero, si bien conserva la gama de colores, no cuenta con la característica “cola de espada” de aquellos consistente en radios espinosos en la parte inferior de la aleta caudal. Hay variedades con cola de lira o con dos espadas

Alimentación: Suben a la superficie a buscar su alimento; aceptan casi cualquiera: vivo o escamas secas, krill, artemia, materia vegetal.

Temperatura: Progresan entre los 22 a los 28° C.

Guppy:

Ficha técnica:
Orden: Ciprinodontiformes (Microcyprini)
Familia: Pecílidos (Poeciliidae)
Género: Poecilia (=Lebistes)
Especie: reticulata

Origen: Trinidad y Tobago, Venezuela, y Norte de Sudamérica
Características: El Guppy mide unos 6 cm de longitud. Es originario de América Central y del Sur, se encuentra en las islas de Trinidad y Martinica. Vive en aguas salobres. En los lugares donde hay problemas de malaria, el pez Guppy se ha introducido para combatir a los mosquitos transmisores de malaria.

Alimentación: El Guppy es un pez omnívoro, le podemos dar cualquier tipo de alimento, pero que incluya alimento vivo como artemias, pulgas de agua, larvas de mosquito o tubifex. Le daremos, también, algas, espinacas, en general, algo de comida verde. Pero siempre proporcionarle a los guppys una dieta lo más variada posible.

Temperatura: óptima del pez Guppy está entre los 22 y los 26ºC. El pH óptimo se encuentra en el neutro. Necesita aguas moderadamente duras.
El pez Guppy salvaje vive en aguas salobres o también en aguas saladas, por lo que podemos añadir un poco de sal al agua, a razón de una cucharada sopera de sal por cada 10 litros de agua, tal y como se hace con el pez arquero.

Platy:

Ficha técnica:

Orden: Cyprinodontiformes
Familia: Poeciliidae
Genero: Xiphophorus
Especie: • Xiphophorus maculatus • Xiphophorus variatus

Morfología: La mayoría de los ejemplares que encontramos en el mercado provienen de dos especies, Xiphophorus maculatus y Xiphophorus variatus, que se han hibridado abundantemente entre si y con otras especies de poecílidos como los xifos.
De forma general pues se puede decir que se trata de un pez de cuerpo relativamente alargado, de formas diversas y colorido variadísimo debido a su generalizada hibridación y selección cromática.
El Platy original sin embargo presenta una pobre coloración y unas aletas pequeñas.
Como ya hemos dicho presenta infinidad de colores y formas, y seria muy largo enumerar todas, a continuación describimos algunas:

Por las aletas:


• Platy-velífero, aleta dorsal grande y extendida
• Platy-pluma aleta caudal con los radios del medio extendidos.

• Platy-lira aleta caudal con los radios superiores e inferiores extendidos.

Por el color:


• Platy-dorado, amarillo con reflejos dorados
• Platy-bleu azul grisáceo con reflejos metálicos

• Platy-cometa con dos rayas negras, en la parte superior e inferior de la aleta caudal

• Platy-tuxedo, marrón a rojo con manchas negras
• Platy-wagtail , rojo o amarillo con aletas negras
• Platy-Mickey amarillo o beige, con una mancha oscura en el pedúnculo caudal


Origen: Sus antepasados proceden de Centroamérica (México, Belice, Guatemala, norte de Honduras).
Alimentación: Necesita una alimentación variada: alimentos vivos (nauplios de artemia grindal y también vegetales, calabacín, lechuga, espinacas, guisante hervido zanahoria… Alimentos comerciales escamas, gránulos. Es un comedor de algas verdes bastante eficaz, ya que forman parte de su dieta habitual.
Temperatura: Los parámetros varían entre los 22.0 a 28.0 ºC

Molly:

Ficha técnica:

Nombre común: Mollinesia, Molly.

Nombre científico: Poecilia latipinna

Poecilia sphenops

Poecilia velifera (Molly Yucatán)

Poecilia mexicana

Origen:

P . latipinna: México, Texas, Carolina del Norte y Sur, Virginia, Florida;

P. sphenops: Venezuela, Colombia, Panamá y Sur de México. Suele ser confundida con P. mexicana en particular cuando se localizan ejemplares jóvenes.

P. velifera: México (Yucatán)

P. mexicana: Rio San Juan, México a Guatemala

Reproducción:

Ovovivíparos. De ser posible se debe utilizar un acuario densamente plantado para colocar en él a las hembras prontas a tener cría. Si se usan “parideras” o “madres red” deben ser de generosas dimensiones, pues de lo contrario las hembras se estresarán, se golpearán contra la malla y en muchos casos se producirá la muerte.

Los alevines nacen de tamaño bastante más grande que el de otros ovovivíparos (Espadas, Platys o Lebistes).

Gestación.

P. Latipinna: entre 8 y 10 semanas naciendo de 20 a 80 alevines;

P. Sphenops: de 5 a 10 semanas, naciendo entre 30 y 100 alevines;

P. Velifera: de 7 a 9 semanas y nacen entre 30 y 150 alevines.

P. mexicana: 6 a 9 semanas y entre 30 y 140 alevines.

La cantidad de alevines nacidos dependerá del tamaño de la hembra, de la madurez de sus ovarios y de factores atribuibles a la fecundación y gestación, a la madurez del macho, etc. También los factores ambientales, alimentación adecuada y edad.

Alimentación

La mayoría de las especies al alcance del aficionado son omnívoras, lo que simplifica grandemente el problema: tubifex, los enquitreos, dafnias, lombrices de tierra troceadas, espinaca hervida, zanahorias, algas, etc. Téngase en cuenta que el estómago de estos peces es pequeño y que por lo tanto los alimentos deben ser de pequeño tamaño y teniendo cuidado en el caso de los tubifex y otros gusanos de que no sean demasiado grandes.

Los ejemplares adultos se alimentarán una vez al día, mientras que los alevines y jóvenes serán alimentados con diversa frecuencia y en pequeñas dosis cada vez, Por lo que se refiere a la cantidad de alimento, depende desde luego de la temperatura ambiente, de la especie de que se trate y también de la calidad del alimento que se suministra. Por ejemplo, los enquitreos (Enchytraeus albidus) tienen un contenido en grasa superior a las dafnias y tubifex, o sea que engordan; luego deberán distribuirse con parquedad. La conocida máxima: Poca cantidad y con frecuencia, es siempre válida. Lo mejor, si se dispone de tiempo evidentemente, es ir dando pequeñas cantidades hasta que se observe pérdida del interés y que las porciones de alimento empiezan a llegar incólumes al fondo del acuario.

Un poco de práctica y experiencia durante los primeros días, nos dará pronto a conocer cuál sea la cantidad de alimento que requiere un acuario para una población determinada.

Temperatura

Una temperatura de 24° C es considerada por muchos acuaristas como la mínima que los vivíparos pueden soportar. Esta creencia es totalmente falsa, dado que estas especies por lo general pueden tolerar un amplio margen de temperatura, desde 200 C a 28° C, siempre que los cambios no sean bruscos sino graduales. Es cierto que a temperaturas elevadas, los peces se reproducen más fácilmente y muestran más bello colorido, pero asimismo es cierto que una temperatura elevada continuada, acorta su vida útil.

El período de gestación, depende claro está de la temperatura y es de 4 semanas a partir de la fertilización a 24° C y de 3 semanas a 28° C. Si bien el período como se ve, puede acelerarse o alargarse, lo cierto es que acuaristas de categoría han manifestado que los mejores resultados se obtienen con períodos largos, tanto en belleza como salud de los ejemplares obtenidos. Este punto de vista, de todos modos está sujeto a debate y a la obtención de estadísticas que permitan conocer con mayor exactitud este aspecto.

Agua

El agua, como sabemos, es o bien ácida, o neutra o alcalina cuando se halla en la Naturaleza. Los grados de acidez o alcalinidad se miden por medio de la expresión pH, que denota las partículas de hidrógeno en una solución dada.

La mayoría de ¡os vivíparos más comunes, excluyendo el Molly y tal vez el Guppy (de los cuales se sabe que viven y se reproducen en aguas salobres) aprecian un pequeño grado de acidez, de aproximadamente 6,8. los Mollies, sin embargo, requieren agua francamente alcalina. Por propia experiencia lo aprendí: tres ejemplares fueron introducidos en un acuario especial de carácidos con pH 6,00, muriendo dentro de las 24 horas.

Reproducción

La mayoría de los peces se reproducen mediante fertilización externa, es decir que los huevos son expelidos al agua por la hembra, para a continuación, en el mismo seno del líquido el macho depositar el esperma que los fertiliza. Los vivíparos, sin embargo, son de fecundación interna, mediante un órgano llamado gonopodio que el macho ha desarrollado a partir de la aleta anal. Este órgano permite al macho depositar el esperma en la cavidad del cuerpo de las hembras en la que se hallan los óvulos. Los huevos se desarrollan y dan lugar al nacimiento de los alevines, quienes permanecen en dicha cavidad todo el tiempo necesario hasta que se hallan en condiciones de moverse y alimentarse por si mismos. Esta es otra de las grandes diferencias con los ovíparos, cuyos alevines nacen indefensos y vulnerables a todo tipo de ataques. A pesar de este modo de nacer, no debe pensarse en que sean mamíferos, pues en ningún momento existe conexión directa entre el riego sanguíneo de la madre y el de los hijos. En este caso, la cavidad materna, no es más que una incubadora.

Los sexos son distinguibles fácilmente: la hembra es algo mayor de tamaño de cuerpo mucho más grueso que el del macho. Las pectorales, pelvianas y anales son redondeadas, mientras que el macho presenta las pelvianas puntiagudas, además del órgano gonopodio ya descrito. La reproducción, tal como puede imaginarse es sumamente fácil y se da incluso en acuarios comunitarios. El problema radica en las tendencias cabalísticas de los reproductores y de los demás habitantes del acuario. A medida que la zona anal-ventral de la hembra va adquiriendo tonalidad oscura y aumenta de tamaño, ha de considerarse que el nacimiento está cerca. Llegado este momento y sin esperar el final, es conveniente trasladar a la hembra en tales condiciones a un acuario aislado, donde con tranquilidad y sin molestias pueda dar a luz. Este acuario puede ser de cualquier tamaño, pero se recomienda un mínimo 40 x 20 x 25 y se prepararán con toda limpieza, proveyéndose abundante vegetación de hoja menuda para la protección de los alevines recién nacidos. Las plantas apropiadas son cabomba, elodea, miriófilos, etc. Riccia como planta flotante, por ejemplo. Al nacer ascenderán a la superficie para aspirar aire y regular su vejiga natatoria. Sin dilación, una vez el nacimiento terminado, se separará la hembra que antes de volver a) acuario comunitario, agradecerá un período de descanso de unos días en otro acuario aislado.

La alimentación podrá entonces empezar de inmediato con artemia recién nacida y micro-gusanos, seguidos de dafnias tamizadas, tubifex trinchado y enquitreos. El crecimiento es rápido y se elegirán los ejemplares más sanos y vigorosos para formar los futuros grupos de reproductores.

Para terminar, recomiendo no usar nunca las llamadas parideras. Su ventaja frente al método explicado, no ha podido ser comprobada y causan más mal que bien. Además nunca deben mezclarse colores diferentes que se cruzarán entre ellos echando a perder la belleza de estas variedades. En caso de falta de espacio, sepárense los machos de las hembras para evitar estos cruces indeseables.

datos suministrados por acuaristas / aficionados -

Enlaces externos

ManiacotasLa enciclopedia Virtual de BolsilloManiacotas GeográficaEnciclopedia Animal - Fishbase – -Bressan Luis - Indicar la fuente

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 30 seguidores

%d personas les gusta esto: